Se produjo un error en este gadget.

SON COSAS MIAS

...que nos pasan a todos. Emociones comunes que apilo por acá...

all we need is love

martes, 12 de octubre de 2010

de ve res y sen tir es (léase con los ojos abiertos)

Cuantas veces me pasó? miles!!!!! Creer tanto tanto en lo que creo, que me es imposible barajar otras posibilidades. Escapa absolutamente de mi imaginación y/o razón, eso, que de la nada aparece como opción a MI verdad.
Yo casi siempre, reconozco sorprendida esa novedad como una señal de mi necedad, y me prometo a mi misma una vez más, aprender de esto.

Ejemplo concreto:
El, que me dio una lección cuando le dije una vez mas que me prestara atención, que me vea.
El, con infinita calma. El, el premio REMO.
Después de un breve pero preciso recorrido por mi cuerpo, dejando en claro que las cosas importantes las sabia; me agarró de la mano y me dejó al lado de la pileta de lavar platos y comenzó a recitar cual plegaria algo así...
...y cuando lavás los platos, te parás sobre el pie derecho, mientras el izquierdo descansa sobre el empeine del derecho, pisándolo; pero casi todo tu peso se apoya en tu cadera derecha, que a su vez, se apoya en la mesada, sacando de eje tu columna y la pelvis se asoma hacia adelante, también se te moja un poco la panza...y canturreas como para hacerte compañía...
No se si esas lágrimas que me asomaron eran del humo. Verlo así me hacía querer protegerlo, de sus propias palabras, de mi. De el.
El siguió y no había marcha atrás en los relojes.
...podría describirte también, como te das vuelta dormida, y dormís sola, por más que yo esté ahí.
Vos no me ves. No me ves esperando que me elijas dormida, que cantes una canción que sea de los dos...Algo reina mía, algo real...
Y me sentí ciega, y me odié, como me hubiese gustado verte...

1 comentario:

  1. Gracias por esta entrada.
    Porque Ahora sé lo que me pierdo cuando no leo, cuando no escribo, cuando al no tener algo para intercambiar, el camino de regreso se me hace cuesta arriba...
    Sé que no tengo perdón, sé que tú, tus letras y otras gentes y sus productos escritos, merecéis más, una suma infinita de muchos más...

    Felicidades y perdones, casi por igual, y al mismo tiempo...

    ResponderEliminar